El alcoholismo es una de las adicciones más frecuentes en España pero también en el resto del mundo. Al desarrollar la adicción al alcohol se produce un trastorno que afecta al cerebro y produce estados anímicos muy bajos cuando no se dispone de alcohol. Arturo Vidal, exfutbolista del FC Barcelona, ha admitido su adicción a la bebida y asegura que ya la ha dejado.

Independencia al alcohol

La adicción a las bebidas alcohólicas tienen varias consecuencias tanto sociales como de salud. El futbolista chileno tenía el estereotipo de alcohólico para la opinión pública ya que determinadas veces se le había podido ver en estado de embriaguez. Según Jorge Lahoz, licenciado en psicología deportiva, el ámbito social es importante en la persona porque “las personas que sufren de esta adicción pasan su tiempo en soledad”.

El peligro del alcohol en el organismo

Hasta ahora se creía que la ingesta de alcohol de forma moderada no era o llegaba a ser perjudicial para la salud. Pero la ingesta de grandes cantidades de alcohol afectan al rendimiento del deportista y por supuesto a máximo nivel como en el caso de Arturo Vidal. Las bebidas alcohólicas afectan principalmente al hígado cuando se consume una gran cantidad de alcohol en el organismo, ya que este órgano es el encargado de digerirlo pero no podría cumplir su función si hay un exceso. El chileno asegura que “consumía una vez al mes” pero, según Jorge Lahoz, “ha desarrollado una independencia de alcoholismo” y por eso “ha tenido que dejarlo”, añade.

Testigos de su alcoholismo

Sus propios compañeros eran testigos de la adicción que tenía Arturo Vidal por la bebida alcohólica. El italiano, Giorgio Chiellini, argumenta que “el alcohol era su punto débil”. Jorge Lahoz, señala que “algunos deportistas sacian la presión y las victorias con la ingesta de alcohol”.

Su decisión de compartir abiertamente su experiencia no solo arroja luz sobre la importancia de abordar la salud mental y el bienestar en el mundo del deporte, sino que también destaca la humanidad detrás de la fama y el éxito deportivo.

La honestidad del futbolista debe inspirar a otros a buscar ayuda cuando sea necesario y a fomentar una cultura que promueva la salud mental y el bienestar en el mundo del deporte y en la sociedad en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post El consumo excesivo de azúcar es igual de perjudicial que consumir cualquier otra droga
Next post Los ‘wrapped’ y el peligro de querer demostrar continuamente