Cada día, la tecnología está más presente en nuestras vidas y se hace paso de distintas formas, y es que esta, se ha convertido en el modelo de negocio de muchas empresas, como son por ejemplo las redes sociales. Y al serlo, lo que pretenden es que sus usuarios pasen más tiempo conectados, causando necesidades y creando nuevas estrategias para conseguirlo.

Una de las estrategias más sutiles y a la vez más esperadas por el propio público, ya que sucede una vez por año, es la de los ‘wrappeds’ o los resúmenes del año.

¿Qué son?

Son resúmenes del uso que le das a una aplicación cada año que se suelen publicar al final del mismo o comienzos del siguiente, esto lo popularizó Spotify con el Spotify Wrapped, que lleva haciendo desde 2016, y más tarde les siguieron distintas aplicaciones, cómo Youtube, Apple Music, o Letterboxd entre otras.

Esto, que se trata de un simple resumen de tus gustos, o costumbres de ese año, cómo muchas de las cosas que existen en redes sociales termina siendo otra herramienta para demostrar un estatus e incluso falsear, creando ansiedad a sus usuarios por demostrar continuamente una imagen construida, incluso aunque no haya nadie mirando.

¿A qué se debe esta necesidad de demostrar?

Adela Torres, psicóloga, cree que se debe a inseguridad en uno mismo, a no gustarse lo que se transmiten a ellos mismos y terminan construyendo esta imagen que al final muchos de ellos terminan creyéndose ya que, estas cosas suelen pasar en la adolescencia o la juventud y estos, son tiempos confusos.

¿Esto hasta dónde deforma la personalidad y qué problemas causa?

Adela cree que la personalidad al final se construye de muchas maneras y por muchos caminos y que las redes sociales lo que hacen, ponerte en un foco mayor y continuo. Y el problema reside en que esto no termina siendo sólo tu decisión, sino que al ser internet un sitio en el que tus decisiones quedan marcadas, se termina sintiendo ansiedad e inseguridad, y en algunos casos depresión por querer demostrar. Dando excesiva importancia a estas redes y gastando en ellas una cantidad de tiempo ridícula.

Como ya sabemos, Internet es una herramienta, y como toda herramienta, no es mala si sabe utilizarse correctamente. Es un lugar que no deja de proporcionarnos oportunidades e información. Pero más importante que ello, es saber utilizarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post El futbolista Arturo Vidal reconoce haber estado enganchado al alcohol
Next post Una proteína puede detectar el deterioro cognitivo que causa el consumo de alcohol